Los Frutos de El Valle del Elqui

Expirado

     Está ubicado en la región de Coquimbo, al norte de Chile, El Valle del Elqui representa una zona fértil y pintoresca, sus verdes paisajes son irrefutables referentes de la jurisdicción, los lugareños se caracterizan por ser personas trabajadoras en el área agrícola, haciendo irresistible la tentación de llevar a casa algún manjar que allí se produce.

     Su recurso hídrico proveniente en gran medida del embalse Puclaro, además de largas temporadas de sol que hacen de este lugar, el escenario propicio para la producción de frutas, vegetales y especialmente el cultivo de uvas para exportación y para la producción local de pisco. El clima es estepárico, con nublados abundantes en la costa y gran sequedad atmosférica y cielos limpios hacia el interior; mientras en la cordillera las temperaturas son más bajas por efecto de la altitud.

     Las características antes mencionadas permiten la práctica de la acuiponía, que une la acuicultura y la hidroponía en un mismo sistema, donde los organismos acuáticos y vegetales se benefician mutuamente, todo esto apoyado por la tecnología de recirculación de agua, reutilizando este preciado recurso hídrico una y otra vez. Ello busca optimizar el uso del agua para cubrir la demanda de todos los cultivos que la requieren.

     Es así como el Valle del Elqui, es uno de los sitios del norte más visitados por turistas del mundo entero, en cuanto a los vinos, se destaca la producción de los Syrah y Camenére. Las empresas pisqueras suelen hacer recorrido por sus instalaciones mostrando su proceso de elaboración.

     También, en este hermoso lugar es posible visitar establecimientos dedicados a la fabricación casera de mermeladas, manjar, conservas, jarabes de frutas, pasta de ajo, entre otras. La materia prima es obtenida, en su mayoría de pequeños agricultores de la zona, todos envasados exclusivamente en frascos de vidrio; siendo las famosas papayas en almíbar, las más buscadas por los visitantes.

   Definitivamente un sitio encantador, perfecto para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad, por su ubicación y pureza en el clima se ha construido el observatorio Mamalluca, abierto al público desde 1998 con recorridos guiados, incentivando así el turismo astronómico.