El Clima: Condición importante al momento de empacar

Expirado

Una de las condiciones al momento de emprender una experiencia turística es escoger los atuendos que permitan el disfrute del viaje, en función de que sea cómodo para caminar, escalar o andar en vehículo y lidiar con el clima.

En Antofagasta existe una extrema aridez, la que solo es interrumpida por la humedad derivada de la acción del mar. Desde allí se deja sentir un clima desértico, es decir baja humedad, días despejados, ausencia de precipitaciones y una alta oscilación térmica entre el día y la noche. la diferencia es inimaginable, puede ir de los 25°C en el día y bajar a -0.9°C al oscurecer.

Ciertamente, todo el año un sol resplandeciente ilumina la región en pleno, por lo que no debes dejar de lado el uso de bloqueador solar, lentes de sol y sombreros. Sólo existen unos 20 días anuales que se torna nublado, incluso, existen registros de años enteros sin lluvia alguna, aspecto característico del desierto.

Sin embargo, el verano puede traer sorpresas con las denominadas lluvias estivales, donde la humedad se traslada por la cordillera de los Andes Sur y afecta a los sectores altiplánicos desde los 2000 metros de altura. Causando precipitaciones moderadas entre diciembre y marzo.

Si las montañas y cumbres son el destino, es necesario utilizar el equipo adecuado y contar con la asesoría de expertos, ya que los vientos suelen ser fuertes y las temperaturas bajan inclementemente, sobre todo en época de invierno (Entre junio y septiembre).

Lo ideal, es sentirse seguros, confiados y protegidos de los cambios de temperatura que se pueden percibir, si la opción es recorrer los lugares turísticos en el día y quedarse a ver los impactantes atardeceres en lugares como el Valle de la Luna; ir preparados para que este aspecto no impida disfrutar de los hermosos paisajes de la pintoresca y vivencial ciudad de San Pedro de Atacama.